jueves, 17 de julio de 2008

A vueltas con el talento

Soy una lectora asidua de Pilar Jericó, empecé a conocerla a través de su primer libro "La Gestión del talento" enfoque que en su momento me inspiró y me ayudó a construir discurso para apoyar los proyectos que en ese momento estaba desarrollando en la multinacional en la que trabajaba.



He seguido leyendo, creo que casi todos sus libros y hace relativamente poco tiempo descubrí su blog, del que me reconozco fan porque me ayuda a reflexionar sobre una de mis pasiones que es también mi profesion: la gestion de personas.



Como me parece un tema al cual dedicarle uno o varios posts, espero leer su su último libro durante las vacaciones y volver a escribir inspirada en él. Estoy segura de encontrar en él nuevos enfoques y argumentos que poner en marcha en la organización a la que en la actualidad me dedico y que sin duda precisa de enfoques innovadores.


Ya han hablado sobre este tema:


Pilar Jerico, presentacion del libro La nueva gestión del talento


Senior manager

6 comentarios:

Ignacio dijo...

Las personas no se gestionan.
Las personas se las trata.
Se trata los mecanismos de relación entre y con las personas; o los sistemas de relación entre personas, máquinas y entidades o sistemas complejos.
¿no?

Maria Elena dijo...

Son formas de hablar aunque en el fondo tienes razon. Creo que ya es hora de dejar de hablar de recursos humanos para hablar de personas. Dejemos también de hablar de gestión de personas para hablar de cómo tratar el talento, la participación, el compromiso, las redes... y en definitiva los sueños e ilusiones de las personas que dejan su energía cada día en nuestras organizaciones ¿más ideas?

Ignacio dijo...

Claro.-
Si lo haces así, al ser individuos, y como tal considerados, se implicaran en la organización y la harán suya: la productividad sea lo que sea mejorara y la "calidad de relación" entre la gente y la empresa y la gente: siempre si se sienten parte y son parte hacen mas que si es algo ajeno.

virgili dijo...

Ignacio tienes toda la razón. ¿A quién le gusta que le gestionen? Muchas veces nos olvidamos de la importancia que tienen las palabras. Ellas nos ayudan a entender la realidad que nos rodea, pero a la vez también nos sirven para construir realidad. Y este segundo aspecto es el que no tenemos en cuenta. Hace poco hice una prueba. Le dije a una de mis hijas que muchos de los proyectos en los que estoy trabajando se centran en la gestión de personas. Propongo que os imaginéis cuál pudo ser su respuesta. Ah! Para que tengáis el escenario más completo, mi hija tiene 14 años.

Maria Elena dijo...

El otro día estuve en una conferencia de Itamar Rogoski bajo el titular: Las Aberraciones de la Moda en la Consultoría Organizacional. Y se habló precisamente de este tema. Como es un poco largo os lo cuento en un post.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Maria Elena,

Te deseo mucha suerte con tu blog.

Estamos en contacto.

Saludos,

Juan Martínez de Salinas