miércoles, 25 de septiembre de 2013

Dicen que el mapa del mundo está dando vuelta


Dicen que el mapa del mundo está dando vuelta, será por eso la mágica atracción que siento por esta tierra?
Esta semana a tocado visitar Puerto Montt. Ir al sur es casi como  ir a tocar el fin del mundo, allí donde empieza una curiosa de-construcción del territorio chileno en numerosas islas que dan forma a un mapa imposible de canales y paisajes de lo más espectacular.

Durante el vuelo, ojeo la revista que la compañía aérea ofrece para hacer el viaje más llevadero y me encuentro con una lectura de lo más apropiada para este momento de mi vida en el que no dejo de preguntarme que es lo que estoy haciendo a este lado del mundo tan lejos de mi casa, mi familia y mis amigos.
"Dicen que el mapa del mundo está dando vuelta. El norte al que estamos acostumbrados es arbitrario. La fuerza de gravedad del centro galáctico es lo que atrae a la aguja de la brújula, y está en el sur. Por algo el observatorio astronómico más grande del mundo se acaba de inaugurar en chile"

Me pregunto si será por eso esta extraña y mágica atracción que genera en mi esta tierra

Dicen también en la India "que la Tierra, como cualquier ser vivo, respira y que estaba terminando su periodo de espiración para pasar al de inspiración. Las principales cadenas montañosas vendrían a ser la nariz y parece que durante millones de años exhalo por el Himalaya y ahora está empezando a inspirar por los Andes, lo que va a producir un profundo cambio”.
Quizá todo esto suene muy místico pero la verdad es que Chile es un país que ha cambiado y sigue cambiando mucho y profundamente.

Sigo leyendo el artículo que cita a Renata Abrachs, consultora y creadora del blog de tendencias deRIOetc dice que “la tendencia es la transformación moral y ética que viene de la mano con un enfriamiento de la euforia del consumo y un aumento extremo de valores saludables, amorosos y perennes, a pesar de que mucha gente acaba de acceder por primera vez al crédito, a viajar y a consumir importados. Hablar de consumo y frivolidades se volvió casi prohibitivo delante de tantas demandas Morales”.

Estoy de acuerdo con Renata cuando dice que “hoy el lujo es saber vivir con menos, tener un pasaporte lleno de sellos y una biblioteca llena de libros. La tendencia es valorar lo pequeño, la cultura local, la mano de obra local la música local, lo que nace de forma independiente, el slow food, la cocina de autor, los restaurantes clandestinos, el fenómeno pop up.....viajar a un pueblo escondido, una playa desolada, rincones con encanto en medio de la nada o de grandes y deshumanizadas ciudades
La vida de barrio, poder caminar”
“Lo individual junto con lo colectivo. Ir en bicicleta, comprar artesanía, remar de pie sobre una tabla de surf como lo hacen los indios desde hace miles de años. La fusión de lo antiguo con lo moderno es un símbolo de este tiempo. Lo micro gana a lo macro”.

Podemos estar en un mundo dado la vuelta, sí, pero sobretodo nos encontramos en un momento único, en el que Chile empieza a mostrarse como referente de innovaciones sociales que toman forma y se muestran como ejemplo de cómo desde Chile se construye el futuro del mundo.


La verdad me gusta estar aquí y formar parte de esto. Creo que mereció la pena el viaje a la tierra de-construida de Puerto Montt para darme cuenta.

 

2 comentarios:

Judith Aparicio dijo...

Me ha gustado mucho tu post. Hace tiempo que muchos nos hemos dado cuenta que lo precioso es aquello único que encaja con tus valores y manera de vivir, dándote cuenta que el consumismo a su extremo te atrapa en una rueda de la que no puedes salir y que no, no te llena. Gracias por recordarnoslo desde la otra punta del globo !! te extrañamos!! escribe más ! un beso Judith

MARIA ELENA SANZ dijo...

Hola Judith. Tienes razon y la tendencia es cada vez más fuerte y toma cada vez mas peso. El proceso de salir de la rueda del consumismo tampoco es facil. Vivir en esta parte del mundo esta siendo un gran aprendizaje, espero seguir aprendiendo y por supuesto compartiendo. Gracias por tu comentario, seguimos conectadas